CARNAVAL Y SACRIFICIO, RESURRECCIÓN Y GLORIA.
LA MÚSICA DE LA NUMANCIA.

De nuevo abordamos en la Numancia una obra en la que apenas existen referencias musicales directas: la mención escueta a unos toques de alarma en uno y otro bando, jalonando algún cambio de escena, y naturalmente, la trompeta de la Fama como final. Las muy poderosas trompetas romanas -”corni” - de metal, y las numantinas – de cerámica - , a las que se añaden los cuernos de los carnavales populares, nos permitieron hacer una primera y simple división de estos ambientes sonoros tan diversos.

Pero la pregunta principal es otra: ¿qué llevó a Cervantes, a finales del siglo XVI, a escribir esta tragedia sobre el cerco de Numancia?.

Hay seguramente varias respuestas. Una, genérica: el interés por las ruinas clásicas, por el mundo grecoromano, tan presente en el Renacimiento italiano, al que Cervantes no fue ajeno. Y de otro lado, la reflexión sobre la libertad, surgida en alguien que acaba de salir del cautiverio de Argel. 

Los exégetas de tendencias varias (los numantinos como “proto-cristianos”), pero también los estudios posteriores menos ideológicos, señalan la conexión de importantes pasajes de la obra con la liturgia católica. Siguiendo este argumento, podríamos alumbrar gran parte del relato con la secuencia de las fiestas, profanas y litúrgicas, que en el siglo XVI y posteriores sustentan el calendario de las gentes. El Carnaval profano precede al sacrificio de Pascua, y a la Resurrección - muerte y vida -  sucede la Gloria, finalmente encarnada en la Fama.

Con estos mimbres tan diversos hemos construido la música de este montaje, que bebe de las fuentes renacentistas, de los cancioneros españoles y los madrigales italianos, de Tomás Luis de Victoria y del Liber Usualis, de las danzas populares y las escenas carnavalescas, de los antiguos romances y del trágico cromatismo de Gesualdo. Sin olvidar el homenaje a Mª Teresa León, que en el Madrid republicano y cercado encarnó esa “Triste España sin ventura” en la versión que Rafael Alberti puso en pie en el Teatro de la Zarzuela en 1937. 
 
Fuentes musicales:
Batalla. A.Lázaro sobre A.Falconiero-J.Hidalgo
Triste España sin ventura. J.del Enzina. CMP 83
Claros y frescos ríos. A.Mudarra-Boscán.1546.
Miserere. T.L. De Victoria (h.1548-1611)
Plutón. Orfeo. Claudio Monteverdi (1567-1646).
Mors et vita. Secuencia Victimae paschale laudi. Dominica Resurrectionis. Liber Usualis.
Enojada estaba Roma. J.Timoneda (Rosa de Romances) / M.Flecha (El Fuego)
Ay de mí. Estribillo. J.Navarro. CMM 55
Superbi colli. B.Castiglione (1478-1529) /G.de Wert (1535-1596).
Fresco y claro arroyuelo. F.Guerrero. CMM 14
Mi libertad en sosiego. J.del Enzina, CMP 79
Panem, vinum in salutis. Secuencia Lauda Sion In Festo Corporis Christi. Liber Usualis.
Beltà poi che t'assenti. Gesualdo da Venosa (1560-1613)
Canzon II. G.Gabrieli (h.1554-1612)
Todos los bienes del mundo. J.del Enzina. CMP 438

Alicia Lázaro